Pintar las puertas de madera para darles una segunda oportunidad

Pintar las puertas de madera de una casa es algo relativamente fácil, por ello le vamos a proporcionar ciertos consejos de interés y fáciles de aplicar por cualquier persona que pueda pasar un rato efectuando esta labor.

Olvídese de la idea de comprar una puerta nueva, si le da una oportunidad a la suya parecerá una puerta nueva y, asimismo, tendrá la oportunidad de escoger el color y darle una apariencia distinta a su casa.

Aquí van algunas reglas y consejos a seguir para que podamos efectuar un trabajo agradable y de calidad.

¿Cómo pintar las puertas de madera?

#Primer paso: Retirar la puerta

Comenzar por retirar la puerta de sus bisagras donde está amarrada. Para hacer esto posiblemente necesite la ayuda de algún familiar o amigo, porque las puertas suelen ser pesadas.

Para facilitarle el trabajo, los expertos de UNI-HER en Madrid y Alcalá de Henares le aconsejan abrir la puerta en 90 grados y comenzar a realizar leves movimientos como si estuviese abanicando a alguien con la puerta y, cuando note que se está aflojando, tire hacia arriba y notará que las bisagras se suelten.

Si tiene problemas para retirar la puerta de las bisagras pruebe a engrasarlas con un poco de spray lubricante o aceite. Cuando la puerta esté ya retirada, apóyela sobre dos sillas o un caballete, de este modo es más fácil pintar las puerta de madera, asimismo logramos prevenir que gotee la tinta.

#Segundo paso: Saque todas las piezas de la puerta

Comenzaremos por retirar todos los accesorios de la puerta como bisagras, mango, tornillos y cerradura. Déjelo todo junto en una caja o bolsa para impedir que se pierda y volver a colocarlo en la puerta cuando terminemos de pintarla.

#Tercer paso: Las partes de la puerta

Las puertas se pintan en tres partes: empezamos por la parte superior, posteriormente la central y, por último, la parte inferior. La pintura siempre se aplica en primer lugar verticalmente, luego de forma horizontal y luego nuevamente de manera vertical.

Las dos últimas capas deben darse sin mojar el pincel de la pintura. Daremos una, dos o tres capas más de pintura para lograr un acabado perfecto.

Si quiere pintar cada lado de las puertas de madera con distintas tonalidades, no se olvide de pintar el borde de la puerta (por donde están las bisagras) del mismo color de la puerta, para que, cuando se abra la puerta hacia dentro de la habitación, sea visible el uso de la misma tonalidad y no parezca que se le ha olvidado pasar por ahí.

pintar las puertas de madera

El borde inferior y superior de la puerta tienen que ser pintados solo si permanecen visibles. De este modo, evita tener que lijar o cortar estas partes por la capa de pintura que destaca.


Antes de comenzar a pintar las puertas de madera de su casa merece la pena informar que el buen resultado solo es posible si está tranquilo, tiene paciencia y realmente disfruta de lo que está haciendo.

Puede contar con la ayuda de nuestros profesionales para comprar pintura para maderas y accesorios para pintar, y le garantizamos el resultado que espera.