¿Como debo proceder para pintar muebles de madera?

El primer paso que debemos seguir para pintar muebles de madera es prepararla. De una forma fácil puede renovar antiguos muebles o si es usted una persona con intereses artísticos, puede comprar muebles sin color, y personalizarlo a su gusto. Aquí le indicamos algunos pasos para que conozca como pintar muebles de madera.

Para comenzar a pintar un mueble de madera es fundamental tener en cuenta ciertas precauciones. Antes de elegir el color y comenzar a pintar, tenemos que lijar a la perfección la superficie del mueble y corregir cualquier imperfección de la superficie. Esto asegura un resultado perfecto, como si el mueble acabase de salir de la fábrica.

El proceso de barnizado y de eliminación de residuos son procedimientos fundamentales si desea que la pintura se pegue con facilidad al mueble. Para comenzar a lijar, compre papel de lija de grano fino y gordo en su ferretería más cercana, comenzando primero por el de grano gordo y posteriormente con el fino.

Cuando la madera no posea ya ninguna marca y no quede ni un solo resto de barniz, es momento de empezar a pintar el mueble. Recuerde que debe colocar cartón o papeles en el suelo para facilitar la limpieza cuando termine.

A la hora de pintar muebles de madera, ¿cuales puedo escoger?

En la actualidad puede encontrar una amplia variedad de pinturas y tintes para madera en el mercado, y la elección final dependerá sobre todo del resultado o acabado que quiere para su mueble, por ejemplo, con efectos mate o brillantes.

Nosotros nos ponemos a su disposición en Coslada, para que acuda a nosotros y pregunte por nuestras pinturas para madera. Nosotros, en estos casos, siempre aconsejamos emplear un esmalte sintético, pintura a base de agua y un satinado acabado.

El gran beneficio de esta clase de pinturas es que es fácil de retirar con cepillo y no deja fuertes olores, además de que es perfecta para aplicar en la madera.

¿Cómo pintar sobre la madera?

Es momento de pintar. Primero extienda la pintura utilizando el pincel y luego coja el rodillo para pintar las partes más grandes del mueble. Una vez que hemos terminado de dar la primera capa, esperamos a que se seque y verificamos si necesitamos más pintura. Generalmente, con dos capas es más que suficiente, pero asimismo varía en función del color de la pintura y también según el tono de la madera.

tienda de pinturas Coslada

Tras dar la segunda capa, debemos dejar el mueble en un espacio fresco para que se seque, un lugar con 0 humedad, y ya podremos empezar a disfrutar de nuestro mueble recién pintado, renovado y personalizado.